Potencia

¿Cuán fuerte es la marihuana?

LO QUE SABEMOS: La potencia de la marihuana ha aumentado en las últimas décadas, de casi el 4% en la década del 80 a un promedio de 15% en la actualidad. Los extractos de marihuana, que se usan en el hachís sólido o cera (del inglés dabbing) y en los productos de marihuana comestible, pueden contener un promedio de THC del 50% hasta el 90%. El principal ingrediente psicoactivo (que altera el estado de ánimo) de la marihuana es el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol). El nivel de THC en la marihuana varía y determina la multitud de efectos en el organismo y el cerebro.

LO QUE NECESITAMOS SABER: Los investigadores aún desconocen el alcance total de los efectos de la marihuana sobre el cerebro en desarrollo cuando éste es expuesto a las concentraciones más altas de THC. Se cree que los niveles más altos de THC contribuyen a una mayor posibilidad de efectos, incluida la dependencia crónica de la marihuana.

¿Qué cantidad de THC es segura para el consumo?

LO QUE SABEMOS: La tolerancia de diversos niveles de THC depende de cada individuo, la potencia y cómo se consume. Los efectos menos eufóricos de la marihuana, incluidos la ansiedad, el miedo, la paranoia y el pánico son más comunes cuando se consume demasiado o si la marihuana tiene una potencia inesperadamente alta. Los jóvenes pueden tener efectos más fuertes a corto y largo plazos con una potencia elevada.

LO QUE NECESITAMOS SABER: Se han realizado algunos estudios, pero hace falta conocer más sobre el daño potencial que pueden sufrir las personas con factores de riesgo de alguna enfermedad mental.

¿Qué es la cera o "dabbing"? ¿Es seguro su consumo?

LO QUE SABEMOS: "Dabbing" consiste en fumar extractos de marihuana comúnmente conocidos como "cera", lo cual se ha vuelto más popular debido a su elevada potencia. Los efectos secundarios también suelen ser más potentes, ya que el nivel de THC es mucho mayor que el de la hoja que se fuma. Para los usuarios inexpertos de marihuana, una mayor potencia significa más exposición al THC y más riesgo de tener efectos secundarios negativos o impredecibles, incluido el aumento del riesgo potencial de dependencia.

LO QUE NECESITAMOS SABER: Como la “cera” (dabbing) es algo relativamente nuevo, todavía no existen suficientes estudios disponibles. Debido a la variedad de productos derivados de la marihuana y de sus modos de uso como el dabbing, hay una falta de entendimiento en cuanto a las distintas consecuencias a largo plazo del consumo de marihuana con un alto contenido de THC. Con el tiempo, los usuarios de más experiencia pueden usar menos extracto para ajustar el aumento de la potencia, pero los síntomas de abstinencia pueden seguir siendo altos.

“Nuestros hallazgos demuestran la importancia de concientizar a los jóvenes sobre los riesgos asociados al uso de la marihuana de alta potencia".

Dra. Marta DiForti, Lancet Psychiatry